Una inmersión en el corazón de tus sentimientos.

Sumérgete en tu corazón y pon tu cuerpo en el centro de atención, deja a un lado los pensamientos, concentrate en tu respiración suave, libre y espontanea, disfruta de este espacio interior, activa tus sensores internos.

El cuerpo dicta un ahora un ritmo, toma conciencia de él y déjate llevar poco a poco, la tensión va desapareciendo de forma natural; esta es una invitación; la flotación es una práctica que combina la meditación, el bienestar y el ser natural.

El flotar ofrece un espacio para reunirse con uno mismo, con los pensamientos y las percepciones. El flotar se convierte en una experiencia totalmente nueva, en este espacio de aislamiento sensorial, las percepciones internas adquieren más poder y profundidad para una renovación o renacimiento.

Comparte

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Abrir chat
Powered by